Espondilosis

La espondilosis típicamente se debe a una enfermedad degenerativa de las articulaciones de la columna. También se le conoce como osteoartritis. Los discos, articulaciones y ligamentos de la espina generalmente están involucrados. Los discos pierden su efecto amortiguante entre las vértebras, los ligamentos se hacen más débiles y los huesos pueden desarrollar crecimientos anormales y espolones. Tanto la edad como un continuo estrés en la columna son la causa principal de esta degeneración, aunque también puede estar presente en adultos jóvenes que tuvieron algún trauma previo. No todos tendrán los síntomas (usualmente dolor) como resultado de la espondilosis. Si es severa, la espondilosis puede causar presión en las raíces nerviosas con su subsecuente dolor, así como hormigueo en brazos y piernas.

espondilosis

 

Diagnóstico

Primero se lleva a cabo un examen físico para observar la postura, así como el rango de movimiento. De esta manera se puede detectar algún movimiento que cause el dolor. Posteriormente se realizan examenes neurológicos para probar los reflejos y la fuerza muscular. Otros exámenes que pueden ser necesarios incluyen rayos X para ver las condiciones de los huesos de la columna.

 

Tratamiento

Después de realizar una valoración médica y revisar estudios radiológicos y de neurofisiología se obtendrá un diagnóstico preciso y se determina cuál es la mejor opción, que  van desde las no quirúrgicas, pasando por técnicas de mínima invasión y microcirugías,  hasta las quirúrgicas.